/*IÑAKI JAVIER COMENTARIO: LO ANTERIOR REDIRIGE LANATURALEZAHABLA A JAVIEALONSOTORRE.COM*/

lunes, 13 de diciembre de 2010

Meter el ciervo en la foto

Podeis leer este y otros artículos de interes en focus on planet.
Desde que lei el libro de Galen Rowell “fotografía de naturaleza, una mirada interior” Hay un par de frases que han marcado mi manera de ver la fotografía. Es más, desde entonces busco frases pegadizas y rotundas que me ayuden a fijar conceptos.
En este libro Galen expone muchas opiniones y conceptos, pro hay dos cosas básicas que cambiaron la manera de hacer fotografía de naturaleza.
“menos es más”- Hasta ese momento la fotografía de naturaleza se hacía con pesadas cámaras de medio formato y toda una parafernalia que reducía mucho la movilidad de los fotógrafos. Gallen cambió todo esto y se lanzaba al monte con una réflex y un objetivo de 50 mm. Hoy en día, en plena efervescencia digital y tecnológica vendría bien recordar esto de nuevo, ya que continuamente veo a compañeros transportando cantidades ingentes de equipo a sus espaldas.
Esta misma frase la visualizo también como un concepto compositivo, procurando guiar la mirada del espectador a lo que realmente quiero que vea. Sin duda menos “siempre” es más.
“el tamaño de la rata”- Sin duda la más importante de las frases. Como dice el autor “La rata se refiere a esa criatura voraz que roe el estómago de alguien por dentro y le empuja a dejar una y otra vez las comodidades y seguridad de la vida civilizada para ponerse a prueba en la naturaleza”. Suena muy bonito sacar un amanecer nevado desde una localización que viste en verano, pero no tanto levantarse varias horas antes de amanecer en pleno invierno, conducir un buen trecho y caminar de noche entre la nieve con un frio que pela. Por lo menos con esta frase en la cabeza te mentalizas y ves que no eres el único que hace estas locuras.
A partir de ahí estas y otras frases me han ayudado a fijar conceptos, a veces son cosas muy básicas, pero a la hora de hacer una foto te vienen a la cabeza y te ayudan en el momento clave.
Tras un curso de composición con Jose B. Ruiz una serie de frases de este gran maestro se me marcaron a fuego.
-“vendemos fotos, no vendemos excusas” Con esta frase pretendía hacernos ver esos pequeños defectos que se cuelan en una fotografía pero que el propio autor intenta excusar de diversas maneras. A veces intentamos ser indulgentes con nuestras tomas, siempre hay excusa válidas para que la foto no sea redonda ( la luz no era la idónea, no podía moverme más a la derecha por que había un tronco,…) pero realmente el que está viendo la imagen no quiere saber nada de eso y solo piensa en disfrutar de lo que vé.
Y “hay que ser preciso”, muchas veces creemos tener la foto perfecta y cuando llega el momento de verla en el ordenador nos damos cuenta de que algo salió mal. Con esta frase trabajamos una toma hasta que no falle ningún detalle, ya sea técnico o compositivo.
Todas estas y más frases te ayudan a recordar pequeños detalles que igual de otra manera se te escaparían.
Pero siempre había un concepto que no sabía como plasmárlo en una frase, como sintetizarlo de una manera visual. Es ese plus que tienen algunas fotos, ese algo que las hace especiales. A veces es un rallo de luz, en otras un elemento que rompe la monotonía y da vida a la toma. El caso es que siempre andaba buscando esa “frase”.
Y por fín di con ella. Disfrutando de unos días fotográficos con David Cidre, compañero de rincones de Vizcaya y de focus on planet, en Pirineos. Nos pusimos a hablar de fotos y fotógrafos. David me comentó que había una foto de Floris Van Breugel que había ganado una mención de la BBC y aunque era bonita tampoco le parecía de las mejores, hasta que bastantes meses después volvió a ver la foto en grande y entonces descubrió realmente la foto.
© Copyright Floris van Breugel
La imagen, es esta que veis y que Floris amablemente me ha permitido usar para este artículo. Podría pasar tranquilamente por un paisaje de un bosque cualquiera con una suave luz lateral, hasta que la vista se para en esa pareja de ciervos y entonces la respiración se te para y tienes que coger aire.
Ahora ya sé lo que tengo que hacer cuando quiera que mis fotos sean algo más que un bonito paisaje, “meter el ciervo en la foto”.

8 comentarios:

frikosal dijo...

La gente que fotografía naturaleza se pueden separar en dos grupos: los que han leído y asimilado a Rowell (aunque en alguna de sus cosas no estén de acuerdo con él) y los demás. Lo de la rata es fantástico y hay algunas perlas más en ese libro. Y Mountain light, lo has leído ?
Esa foto sabes donde está hecha ?

David Álvarez dijo...

Muy buena la foto y muy buen artículo. ¿La foto puede estar hecha en el Parque Nacional de las Secuoyas, en California?
un saludo

Javier Alonso Torre dijo...

En efecto es el "Sequoia NP, CA"
Mountain light me parece un libro indispensable. Lo he leido, pero en inglés con lo que muchas cosas las intuyo más que otra cosa, je,je.

Estrella dijo...

Estupendo artículo.

Anónimo dijo...

De tus mejores entradas par mi gusto, buenas reflexiones si Sr.
Luces de montaña....lo tengo en español, para la proxi te lo dejo...Mira en desnivel..

Abrazos.

juan Pavón

tejeval dijo...

Muy interesante y muy didactico. Tomo nota.

Luis dijo...

Es justamente captar "esos ciervos " metaforicamente hablando lo que siempre estoy deseando que ocurra cuando salgo a fotografiar.
Es la tremenda diferencia entre una foto normal y bien hecha y una obra de arte !

Ramón García Durán dijo...

"Meter el ciervo en la foto"... incluso cuando "el ciervo" no es más que una casi imperceptible sutileza. Muy interesante sugerencia.

Ramón García Durán
http://apuntesdenaturaleza.blogspot.com/