/*IÑAKI JAVIER COMENTARIO: LO ANTERIOR REDIRIGE LANATURALEZAHABLA A JAVIEALONSOTORRE.COM*/

miércoles, 17 de julio de 2013

Mueve tu mente

Tenemos la mala costumbre de buscar la comodidad. Nos sentamos y dejamos que la rutina invada nuestros huesos. A nivel físico parece que con el culto al cuerpo de nuestros días nos fuerza un poquito a hacer ejercicio, algo es algo. Pero, ¿qué pasa con nuestro cerebro?

Lo dejamos aparcado, dándole siempre los mismos impulsos, pensando las mismas cosas, ofreciéndole siempre los mismos retos. ¡Es hora de hacer un poco de ejercicio!



5 comentarios:

Iker Aizkorbe Agirre dijo...

Resulta difícil salirse de "la carretera" cuando vas conduciendo con absoluta comodidad. Pero cuando te sales del asfalto y conduces por pistas en las que practicar rally sería poco, la diversión y la adrenalina que recorre por tu cuerpo no tiene precio.

BILBAO GOROSTIAGA Mikel dijo...

Si, a veces hay que cambiar al modo "todoterreno" y descubrir nuevos caminos. Me gusta mucho el efecto cromático que has conseguido. Los troncos están un poco centrados para mi gusto, yo los hubiera situado un poco más a la derecha, aunque a veces según la técnica utilizada para estas imágenes es un poco dificil controlarlo.
Un saludo

Anónimo dijo...

HOla, me gusta muchísimo tu fotografía y tu blog. Por eso lo he añadido a mis enlaces en mi blog en http://biosfera2030.wordpress.com

Gracias por las pinceladas de arte y de esperanza!

Mika

Antonio Martínez Tomás dijo...

Hola Javier, bonita foto, da mucho juego el movimiento de la cámara, yo la verdad que he estado unos meses "moviendo mi mente" y practicando la fotografía con movimientos voluntarios de cámara y me ha gustado mucho la experiencia, ahora que he visto algunos efectos con distintos movimientos, sujetos, luces... seguiremos haciendo alguna de vez en cuando con algunas ideas que surgan, pero ya no tan intensivamente como empecé cuando me compre mi primera cámara con opciones manuales, y por supuesto intentado "mover mi mente" por otros senderos.

Un saludo

Pablo Sánchez Sánchez dijo...

La verdad es que la imagen que acompaña al texto, con esos tonos dorados, puede ser inspiradora para cualquiera.